Centro de Interpretación y Recepción de Visitantes.

Campo de Caso. Caso
Telf.:985 608 022
Fax: 985 608 145

Geología y Agua

1. GEOLOGÍA

Para comenzar a contar la historia geolÓgica del Parque Natural de Redes debemos remontarnos 500 millones de años atrás, período del que datan las rocas más antiguas de Redes (Cámbrico), las cuales sorprendentemente, son de naturaleza esencialmente marina. Y es que el territorio que hoy es el Parque Natural de Redes pertenecía al mar. 200 millones de años después se levantaron las primeras montañas por la acción de las fuerzas tectónicas. Pero esas elevaciones con el tiempo fueron erosionadas por completo, y no fue hasta hace 65 millones de años, a comienzos del Cenozoico, que se rejuvenecen los perfiles de la Cordillera Cantábrica primigenia que, obviamente, no se parecía mucho a la actual, porque los relieves iniciales se fueron erosionando por distintos procesos. Los datos geológicos de lo que ocurrió desde entonces, en los 2 últimos millones de años, son escasos. Muy probablemente fue la época en que la Cordillera Cantábrica sufrió más erosión por la acción de diferentes agentes y en la que se alcanzó el trazado actual de la mayor parte de los ríos de la zona. Hay diversos procesos, debidos al agua, hielo y nieve y otros en los que intervino la fuerza de la gravedad y la naturaleza de los materiales, que fueron modelando la zona hasta dejarla tal y como la vemos hoy día:

 1. Procesos glaciares: Durante el Cuaternario se produjeron cambios climáticos

Parque Natural de Redes
significativos con alternancia de períodos muy fríos (glaciales) y relativamente cálidos (interglaciales). Los glaciares dejaron huellas muy claras en el paisaje, sobre todo por encima de los 1000 metros de altitud: el Llagu Ubales (pequeño circo glaciar cerrado por una morrena semicircular), la Vega de Brañagallones (circo glaciar), la Vega Pociello (valle glaciar) o la Sierra del Mongayu son espectaculares recuerdos de aquella etapa.

 

 2. Procesos fluviales y torrenciales: En épocas posteriores, hace sólo unos miles de años, la temperatura fue subiendo y empezó a cobrar más importancia el modelado fluvial y la dinámica de las laderas.

Parque Natural de Redes
  La erosión de los ríos forma, cuando atraviesan sustratos menos resistentes como areniscas y pizarras, valles abiertos y zonas de vega (llanuras aluviales de gran importancia para la agricultura), como las que encontramos en el río Nalón entre los pueblos de Bezanes y Soto de Caso. Al atravesar calizas y cuarcitas, los ríos excavan estrechos y misteriosos desfiladeros como el de Los Arrudos o el del Alba. Cuando a la acción de los ríos se une la fuerza de la gravedad se producen procesos torrenciales, que son los responsables, entre otras cosas, de que algunos ríos desarrollen canales de desagüe rectilíneos y a su salida se formen depósitos característicos en forma de abanico debido a la disminución de la energía de la corriente cuando la pendiente es menor. Por otra parte, las caídas de rocas, los movimientos en masa (con formaciones como los argayos) y otros debidos a la acción del agua y de la nieve, son los responsables del modelado de las vertientes de Redes.

En lugares cuarcticos y calcáreos se pueden ver pedreros (o canchales), acumulaciones de fragmentos rocosos producto de la meteorización. En zonas con materiales más blandos se pueden observar fenómenos de reptación superficial, debidos a lentos desplazamientos vertiente abajo de los suelos y rocas. Señales que evidencian este fenómeno son los árboles con troncos curvados que se pueden ver con frecuencia en la zona.

 

3. Procesos kársticos: Originados por el paso del agua sobre las calizas. En el Parque se encuentran sobre todo lapiaces, hoyos pequeños, crestas sucesivas y acanaladuras en la superficie de las masas calcáreas. En otras ocasiones estos procesos formaron canales subterráneos. El ejemplo más espectacular es el Monumento Natural de la Cueva de Deboyu, en Campo de Caso, donde desaparece el Río Nalón para reaparecer 200 metros aguas abajo.

 

¿Qué tiene Redes para ser diferente?

La zona sur del Parque de Redes, desde el punto de vista estructural es muy compleja, pues en ella hay numerosos cabalgamientos plegados y vinculados a fallas como la de Ventaniella, uno de los más importantes accidentes tectónicos de la región, que atraviesa el Parque en dirección NO-SE.

Hablando de la parte de estratigrafía, el Parque tiene un sustrato paleozoico con gran diversidad litológica y una disposición alternante de rocas blandas y duras, carbonatadas y silíceas, que hace que el paisaje sea muy variado. Las edades de estos materiales están comprendidas entre el Cámbrico y el Carbonífero. La serie estratigrífica presenta una gran laguna estratigráfica (más de 100 millones de años de vacío en la historia geológica), comprendiendo gran parte del Ordovícico, del Silúrico y del Devónico (salvo la parte mas alta). La teoría más plausible es que se formaron las rocas de dichas edades, emergieron de las aguas por procesos tectónicos y poco después volvieron a hundirse. Durante ese periodo bajo las aguas no se depositaron los materiales pues la erosión fue continua y fuerte. En el Devónico superior vuelven a aflorar, momento a partir del cual ya se tienen datos.

 

Para visualizar la litología clicar en los siguiente enlaces:

 

h54-4 y h79-2

 

Si hablamos de la erosión, hay que tener en cuenta que gran parte del agua de Redes se infiltra y circula por el interior del suelo hasta llegar a cursos fluviales. Esto se debe a la cubierta vegetal que protege el suelo, pero sólo se da en las zonas donde está en buen estado. Cuando el suelo está más degradado, el agua puede erosionarlo formando canales de arroyada, que no hacen más que aumentar la erosión y el deterioro. Si a esto le unimos una sucesión de épocas secas con otras de lluvias torrenciales (como está ocurriendo en los últimos años), el efecto se magnifica. Por tanto una buena conservación de la cubierta vegetal evitará los procesos erosivos que llevan a la pérdida de suelo en las vertientes. En el Parque de Redes el agua de las laderas está variando su comportamiento debido a la pérdida de suelo y vegetación y modificación de su geometría, debido a la construcción de pistas y zonas asfaltadas, que están aumentando la intensidad de los procesos erosivos.

 

 

2. AGUA

 

En Redes nace el río más importante de Asturias, el Nalón, concretamente en el Puerto de Tarna (Fuente La Nalona). El Parque incluye toda la cuenca alta de este río. Numerosos ríos confluyen con él, los principales son: Alba, La Ablanosa, Orlé y Monasterio. Pero hay otros ríos que aunque nacen aquí llevan sus aguas al Sella, como por ejemplo el Río Infierno (que atraviesa el concejo de Piloña).

Las aguas de la zona no son sólo importantes para los casinos (habitantes del concejo de Caso) y coyanes (habitantes del concejo de Sobrescobio) sino también para el resto de asturianos. Es una de las principales reservas de agua de la región. Primero la población de Gijón (a través del manantial de La Fuentona, en Los Arrudos) y después todas las poblaciones de la zona central de Asturias (embalses de Rioseco y Tanes), se abastecen del agua de esta Reserva de la Biosfera.

Estos pantanos se construyeron en 1978. Su misión es doble: dar agua y producir energía eléctrica. Realmente el embalse es el de Tanes (con 32 Hm3 de capacidad) y el de Rioseco es un contraembalse (4 Hm3 de capacidad). Entre ambos está la central eléctrica, que genera energía gracias al paso continuo de agua, a través de canalizaciones subterráneas, de uno al otro.

Parque Natural de Redes